Gastos mínimos mensuales en Londres

31.08.17
lectura de 5 minutos

Londres es la ciudad con más habitantes y mayor densidad de población de toda la Unión Europea. El crecimiento de esta ciudad ha supuesto todo un reto para muchos de sus habitantes, ya que a su alto coste de la vida se suma el hecho de que el mercado inmobiliario de las zonas más céntricas se ha ido convirtiendo en prohibitivo para buena parte de la población. Pero ¿es realmente una ciudad tan cara para vivir?

Es difícil calcular cuánto dinero se necesitará en cada caso concreto, ya que depende en gran medida de gastos tan variables como el alojamiento y el ocio, pero esta tabla con los gastos mínimos aproximados puede ser una buena referencia:

Concepto Importe mensual aproximado
Alojamiento 450 £
Facturas 70 £
Alimentación 150 £
Ocio 90 £
Transporte 120 £
Compras varias 70 £
TOTAL 950 £

Fuente: Expatistan y elaboración propia

Alojamiento

Encontrar vivienda en Londres puede ser toda una odisea. A pesar de que los precios han bajado tras el Brexit, la demanda del mercado inmobiliario de Londres suele superar a la oferta y el coste puede ser muy alto, sobre todo para personas que tienen la mayoría de sus ahorros en euros. Por eso no es extraño que la gran mayoría de jóvenes y recién llegados a la ciudad opten por compartir piso.

Lo fundamental para decidir en qué zona buscar será la cercanía a la zona de estudios o de trabajo. Puede resultar útil no firmar un contrato de larga duración si nuestro objetivo es cambiar de trabajo a corto o medio plazo: tener que seguir atados al mismo lugar de residencia puede suponer un importante aumento en tiempo y dinero gastado en transporte.

Los precios, al igual que los sueldos, suelen ser semanales (pw), por lo que para averiguar el precio mensual (pcm) habrá que multiplicar el precio semanal por las 52 semanas del año y dividirlo entre los 12 meses anuales. En cualquier caso, es poco frecuente encontrar una habitación en un piso compartido por menos de 450 £ al mes en las zonas 2 o 3 (a unos 30 minutos del centro).

Facturas (agua, luz, electricidad, internet, teléfono…)

El agua, la electricidad, el gas y la conexión a Internet suelen rondar las 20-45 £ mensuales cada uno a dividir entre el total de inquilinos. Si disponemos de televisión también habrá que pagar por financiar la cadena pública BBC, unas 150 libras anualmente. Aunque en algunos casos estos conceptos pueden estar incluidos en el coste del alojamiento, en otros no es así, por eso resulta útil saber que todos esos gastos unidos nos dan una media de entre 40 y 60 £ mensuales por persona en un piso compartido.

En cuanto al teléfono móvil, hay tarifas disponibles a partir de 10 £ que ofrecen 1 GB de Internet y 100 minutos de llamadas a teléfonos de Reino Unido, además de SMS gratuitos. También es posible conseguir 4 GB y 1000 minutos por 15 £, una cantidad que para la mayoría de usuarios debería bastar.

A todo lo anterior hay que añadir el pago del «council tax», similar a nuestro Impuesto sobre Bienes Inmuebles, aunque nos libraremos si justificamos que somos estudiantes universitarios. Los gastos por este concepto son muy variables, pero suelen situarse alrededor de las 1000 £ anuales por propiedad.

Alimentación

Este es un gasto muy variable y que depende enormemente de nuestros gustos y de si comeremos la mayor parte del tiempo en casa. Ir a un restaurante o un pub a comer puede suponer un desembolso extra que aumentará considerablemente los gastos en este apartado, aunque también es cierto que muchos puestos de trabajo incluyen una comida, sobre todo los del sector hostelero. Como regla general, será muy difícil comer algo fuera de casa que no sea comida rápida y que nos llene por menos de 9 £.

Comprar en un supermercado es más caro que en España, pero tampoco mucho más, como regla general se puede decir que los precios son alrededor de un 25 % más altos. Por poner un ejemplo, una barra de pan puede costar 1,5 £ y una lata de refresco de cola 0,7 £. En cualquier caso, comiendo la mayor parte del tiempo en casa el coste no debería ser superior a las 150 £.

Ocio

Esta podría ser una categoría inmensa en la que tendrían cabida cientos de conceptos, desde salir a tomar un café o unas pintas en un pub, pasando por una sesión de cine o de teatro hasta comprar entradas para un concierto. Ir al cine puede costar unas 11 £. Un café suele suponer unas 2 o 3 £, el precio de una pinta de cerveza es de alrededor de 4 £ y el de una copa unas 10 £, al igual que el de un paquete de tabaco. Si somos más sanos y nuestra pasión es el deporte, un mes de gimnasio puede costar unas 50 o 60 £.

Todo dependerá del ritmo de vida y de si nuestros gustos para el tiempo libre son más o menos costosos. En cualquier caso, siempre hay alternativas de ocio gratuitas como los numerosos parques y jardines o las exposiciones permanentes de los museos.

Transporte y viajes

La ubicación de nuestro alojamiento es clave para calcular este coste. Un ahorro en el alquiler por elegir un alojamiento en una zona menos céntrica puede suponer un mayor coste en el transporte, así que es importante tenerlo en cuenta. Si podemos ir al trabajo andando o en autobús, conseguiremos un ahorro significativo.

Al disponer de la tarjeta Oyster, el desembolso a realizar por un trayecto en metro puede ser de 2,8 £ o 3,3 £ entre las zonas 1 y 3 dependiendo de si el viaje se realiza en hora punta o no. En cualquier caso, por mucho que se viaje durante un día, nunca se pagará más de 8,6 £ al día para los viajes entre dichas zonas o de 12 £ para viajes entre las zonas 1 y 6. En el caso de los autobuses, el precio por trayecto es de 1,5 £ y la cantidad máxima a pagar diaria y semanalmente es de 4,5 £ y 21,20 £ respectivamente.

Como apunte, en el caso de que querer visitar otras ciudades, el precio de, por ejemplo, un tren de Londres a Manchester ronda las 60 £ ida y vuelta. También hay compañías de autobuses de bajo coste que ofrecen estos trayectos a precios muy atractivos por 24 libras o incluso menos.

Compras varias

La ropa tiene un precio similar e incluso buscando bien se pueden encontrar mejores precios en Londres que en España. Los productos básicos como pasta de dientes, champú, utensilios de cocina… tienen un precio que no dista del que se encontraría en la mayoría de ciudades españolas.

En cuanto a los aparatos electrónicos y accesorios también se pueden adquirir por un precio similar o incluso más baratos, sobre todo si tenemos en cuenta los sueldos medios de Londres. También los videojuegos, un videojuego de fútbol de última generación que en España cuesta 55 €, en Reino Unido cuesta 33 £.

Se compre mucho o se compre poco, vivir en Londres puede ser una experiencia costosa, pero si tenemos en cuenta todos los posibles gastos de alojamiento, facturas, alimentación, ocio, transporte y compras varias es posible vivir sin lujos compartiendo piso por unas 950 £. Así que este puede ser un buen presupuesto como referencia del dinero que deberemos manejar mensualmente para tener una estancia sin demasiados agobios en esta ciudad.

TransferWise es la nueva forma inteligente de enviar dinero al extanjero.

Descubre más