Cómo Obtener La Nacionalidad Neozelandesa: Todo Lo Que Necesitas Saber

TransferWise
02.11.18
lectura de 7 minutos

Los neozelandeses, también conocidos como "kiwis", son personales conocidas por su amabilidad y buen humor. La cultura de Nueva Zelanda te permite mantener un buen balance con tu vida laboral y los residentes del país disfrutan de sorprendentes derechos sociales.

Las mujeres y los hombres locales tienen igualdad de condición, y el matrominio homosexual es legal y ampliamente aceptado. Los neozelandeses son personas educadas, tanto a nivel escolar como por su cultura viajera. Tal vez lo más importante sea que el paisaje natural del país es verdaderamente impresionante, independientemente de si estás viviendo cerca de los alpes del sur, Marlborough Sounds, Coromandel, Mackenzie Country, Otago o Canterbury.

Dicho esto, independientemente de si quieres mudarte a Nueva Zelanda por trabajo, para empezar un negocio, o simplemente para empezar de cero, es importante que conozcas cómo hacerlo de forma legal, y qué implica el convertirse en ciudadano. Esta guía te mostrará los aspectos más importantes de la solicitud para la ciudadanía neozelandesa, y cuáles son los tipos de solicitudes que hay.

¿Cuál es la diferencia entre residencia y nacionalidad?

Siendo realistas, la diferencia entre una residencia permanente y ciudadanía en Nueva Zelanda es casi inexistente. Los residentes permanentes pueden votar, viajar libremente y tener acceso a los mismos programas sociales de subsidio gubernamentales (como educación y salud) con los que cuentan los ciudadanos.

Incluso el gobierno de Nueva Zelanda admite que prácticamente no existe diferencia, diciendo: "la nacionalidad de Nueva Zelanda es básicamente equiparable a la residencia permanente. Tanto ciudadanos como residentes disfrutan de ciertos derechos y resguardos, incluyendo el poder residir de forma permanente en Nueva Zelanda."

La declaración continúa justificando: "La ciudadanía reconoce una relación particular entre el ciudadano y el estado, que no aplica de la misma forma en el caso de los residentes."

Como tal, los beneficios principales de la nacionalidad neozelandesa son el asegurar la noción de identidad nacional, la "garantía de propiedad", evitar correr el riesgo de que tu visado sea anulado y el derecho al pasaporte neozelandés. Son muchos los expatriados que deciden vivir en Nueva Zelanda durante largos periodos sin solicitar la nacionalidad, ya que la diferencia no es tan remarcable en términos generales. Pero si lo que quieres es sentirte como un verdadero kiwi, solicitar la nacionalidad es la forma de hacerlo.

Formas de obtener la nacionalidad neozelandesa

Existen numerosas formas de obtener la nacionalidad neozelandesa, empezando por supuesto por el proceso de solicitud. Si has vivido en Nueva Zelanda durante al menos 5 años, puedes ser candidato para solicitar la nacionalidad. Para poder convertirte en ciudadano del país deberás continuar viviendo en Nueva Zelanda, hablar inglés básico y deberás ser lo que el gobierno llama "de buena moral" (lo que se traduce como que deberás superar los chequeos de historial).

No importa qué tipo de visado tengas durante esos 5 años que vivas en el país, puedes incluso haber tenido más de un tipo de visado, con que simplemente demuestre que tenías el derecho de permanecer legalmente en Nueva Zelanda será suficiente. Si se descubre que has estado viviendo en el país de forma ilegal o has permanecido durante más tiempo del permitido por tu visado, se te denegará la nacionalidad y se procederá con tu deportación.

No solamente debes haber vivido en Nueva Zelanda durante los últimos 5 años para poder obtener la nacionalidad, sino que tambien deberás haber pasado allí un período específico de tiempo durante estos años. Si estuviste fuera del país durante 4 meses durante alguno de esos años, dichos meses no contarán como válidos en tu solicitud.

Puedes encontrar la solicitud para la nacionalidad neozelandesa en la página web del gobierno, donde podrás ver tres tipos de solicitudes diferentes:

  • Solicitud para adultos
  • Solicitud para niños
  • Solicitud para samoanos (si eres residente de Samoa)

Si estás solicitando la nacionalidad como adulto o en nombre de un niño, deberás completar la solicitud, presentar tu certificado de nacimiento (o el equivalente al mismo de tu país de origen), tu pasaporte actual, dos fotografías idénticas tuyas (a color) y contar con alguien que pueda actuar de testigo. Dicho testigo deberá ser mayor de 16 años y deberá tener un pasaporte neozelandés válido. Existe una comisión para proceder con la solicitud a través de este método: 470,20 NZ$ por cada solicitud de adulto y 235,10 NZ$ por la de niños. Si vas a cubrir los costes de este proceso de naturalización con el dinero que tienes en tu país de origen, utiliza TransferWise para convertirlo al tipo de cambio real del mercado y así evitarte las altas comisiones de los bancos para los envíos internacionales.

La nacionalidad neozelandesa implica que tienes la intención de vivir en el país a tiempo completo. Si viajas fuera de Nueva Zelanda durante el año posterior a la presentación de la solicitud, deberás incluír esos planes de viaje al momento de aplicar. Hay algunas excepciones a esta norma, y aún podrás solicitar la nacionalidad neozelandesa si el motivo por el que vas a dejar el país es uno de los siguientes:

  • Tienes pensado servir a la Corona en nombre del Gobierno de Nueva Zelanda
  • Servir en nombre de una organización internacional de la que el Gobierno de Nueva Zelanda es miembro; o
  • Servir en el contrato de una persona o compañía que reside o está establecida en Nueva Zelanda

Una vez hayas finalizado la solicitud, pagado las tasas y enviado todos los documentos requeridos, lo único que tendrás que hacer es esperar. Las copias de tu pasaporte y otros documentos legales te serán enviadas de vuelta en un plazo de dos semanas. Si tu solicitud es aprobada, serás notificado en un plazo de 6 a 8 semanas desde la fecha de la aplicación. En caso de que haya algún problema, te lo harán saber por correo electrónico.

El último paso en este tipo de solicitud será tomar parte de una ceremonia de ciudadanía. Todos los adultos deberán asistir a una ceremonia pública, donde se te dará la bienvenida formalmente como kiwi, para obtener la nacionalidad. Durante esta ceremonia deberás leer una declaración en voz alta alegando tu lealtad a Nueva Zelanda. Podrás ya bien leer en voz alta un juramento (que incluye connotaciones religiosas y la frase "que Dios me ayude") o una confirmación (no religiosa). En cuanto hayas finalizado la ceremonia ya podrás ser candidato para solicitar un pasaporte neozelandés.

Solicitantes samoanos

Existe un proceso de solicitud diferente para samoanos; se trata de un proceso más o menos parecido, pero alguno de los documentos legales que se piden son diferentes (por ejemplo, deberás presentar tu tarjeta de ciudadano junto a tu solicitud) y hay algunas diferencias en los requisitos. Los samoanos no tienen por qué hablar inglés o demostrar que presentan una buena moral para que se les otorge la nacionalidad. Tampoco tendrán que demostrar que tienen la intención de vivir en Nueva Zelanda una vez que se les otorgue dicha nacionalidad.

Nacionalidad a través de los padres

Si alguno de tus padres son ciudadanos neozelandeses de nacimiento o por concesión, pero tú naciste fuera de Nueva Zelanda, puedes solicitar lo que se conoce como "nacionalidad por descendencia". El progenitor debe haber sido ciudadano antes de tu nacimiento para que puedas ser candidato a este tipo de nacionalidad. Si obtienes la nacionalidad por descendencia y tienes un hijo que nace fuera de Nueva Zelanda, éste no obtendrá dicha nacionalidad.

Nacionalidad a través del matrimonio

Otra forma de obtener la nacionalidad neozelandesa es si te casas con un ciudadano de Nueva Zelanda, también conocidos como Kiwis. El proceso de solicitud es el mismo que el descrito anteriormente, pero deberás solicitar un visado para vivir allí (incluso si ya estás casado/a con un ciudadano neozelandés). El visado que se otorga a la pareja de un residente neozelandés requiere que tu cónyugue apoye tu solicitud. Tu pareja deberá rellenar una solicitud y enviar los documentos necesarios (como por ejemplo su pasaporte neozelandés). Por tu parte, deberás rellenar el formulario "Residence Application" y, por último, viajar a Nueva Zelanda. Las comisiones a pagar por este tipo de solicitud varían dependiendo de la zona en Nueva Zelanda, pero siempre puedes ver cuánto tendrás que pagar en este buscados de comisiones.

¿Puedo tener doble nacionalidad? ¿Cómo?

Nueva Zelanda permite las dobles nacionalidades, pero la posibilidad de que puedas solicitarla o no dependerá de tu país de origen. Deberás asegurarte con el gobierno de tu país si podrías mantener una doble nacionalidad con Nueva Zelanda. Hay algunas leyes dedicadas sobre dar a luz en Nueva Zelanda: si tú o tu pareja sois ciudadanos neozelandeses o residentes permanentes y vuestro hijo nace en el país, dicho bebé será considerado automáticamente ciudadano. Pero si perteneces a un país que no permite las dobles nacionalidades y tu bebé nace en Nueva Zelanda, puede que no sea posible que consiga la nacionalidad hasta que cumpla los 18. Si quieres que tu hijo sea ciudadano de tu país de origen, tendrás que volver allí antes de que nazca.

Existen muchas formas de conseguir la nacionalidad del país Kiwi, pero el conseguirlo siempre conllevará costes. Si estás financiando tu camino hacia la nacionalidad desde tu cuenta bancaria tradicional en tu país de origen, será mejor que te andes con ojo. Utiliza TransferWise para convertir tu dinero al tipo de cambio real del mercado y así evitarte las altas comisiones de los bancos para los envíos internacionales. ¡Buena suerte con la nacionalidad neozelandesa!

TransferWise es la nueva forma inteligente de enviar dinero al extanjero.

Descubre más