Cómo obtener la ciudadanía canadiense: todo lo que necesitas saber

12.04.18
lectura de 7 minutos

Canadá es bien conocida por su hospitalidad a nivel mundial, lo que atrae a expatriados y turistas de todos los rincones del mundo. Cuenta con una economía plenamente desarrollada, numerosas oportunidades para promover tu carrera y algunas de las mejores actividades al aire libre que podrás encontrar en todo el mundo. Mezcla a su maravillosa gente, junto con una dinámica vida cultural y con algunas grandes ciudades cosmopolitas y tendrás mucho de lo que enamorarte.

Si estás pensando en quedarte en Canadá durante un largo periodo de tiempo, entonces en vez de simplemente conformarte con tu permiso de residencia permanente puede que quieras dar un par de vueltas a la idea de convertirte en ciudadano canadiense. Ésto te brindará la oportunidad de "unirte a la familia canadiense" y tener uno de los pasaportes más poderosos del mundo. Puede que incluso no tengas que renunciar a tu nacionalidad actual para hacerlo.

Tanto si sólo vas a solicitar el visado de trabajo en Canadá como si eres un expatriado que ya está viviendo en el país, siempre es buena idea saber cuáles son las opciones que tienes de cambiar el visado o permiso por la ciudadanía canadiense permanente. Aquí tienes una breve guía.

¿Cuál es la diferencia entre ciudadanía permanente y residencia permanente?

Los ciudadanos canadienses tienen distintos derechos (y responsabilidades) en comparación con los inmigrantes con residencia permanente. Por ejemplo, una de las ventajas de ser ciudadano canadiense es el derecho al voto y el ser candidato electoral en las elecciones canadienses. También podrás solicitar el pasaporte canadiense, que te permitirá poder entrar y salir del país libremente. El pasaporte canadiense te permite, de hecho, poder viajar a 159 países, siendo uno de los pasaportes más poderosos a nivel mundial (razón de más para considerar el nacionalizarte en Canadá).

¿Cuáles son los requisitos para convertirse en ciudadano?

Puedes solicitar la ciudadanía canadiense siempre que cumplas una serie de requisitos que encontrarás claramente estipulados en la página web del gobierno de Canadá. Aparte de las vías que se describirán a continuación, hay una vía rápida hacia la ciudadanía para aquellos que hayan servido a las fuerzas armadas canadienses; y el proceso también es diferente para aquellos que buscan ayuda humanitaria en Canadá.

Independientemente de la vía que vayas a seguir, tendrás que cumplir con ciertos requisitos básicos para ser apto. Para poder aplicar por ti mismo, tendrás que ser mayor de 18 años, tener el estatus de Residente Permanente Canadiense (PR), haber presentado tu declaración de impuestos correctamente acorde a tu estatus de residente, ser capaz de hablar uno de los idiomas oficiales del país y entender la cultura y las leyes canadienses.

También existen reglas de residencia bastante estrictas que determinan quién puede ser candidato para solicitar la ciudadanía. Algunas de ellas son, por ejemplo, el haber mantenido el estatus de PR durante cuatro de los seis años previos a la solicitud, y el haber estado presente en el país durante un número establecido de días durante ese tiempo. Este cálculo es a veces complejo, así que aquí te dejamos una calculadora específica que te ayudará a averiguar si puedes ser candidato para optar a la ciudadanía canadiense teniendo en cuenta tu anterior lugar de residencia.

Para demostrar que cumples con los requisitos del idioma, deberás demostrar tus conocimientos de inglés o francés. Puedes presentar una variedad de documentos como prueba, que podrás encontrar listados en la página web del gobierno.

El departamento de inmigración de Canadá administra las solicitudes para la ciudadanía canadiense, y el "Centro de Ayuda" online de imigración del gobierno es un buen sitio para buscar los detalles sobre el proceso y los formularios de solicitud.

¿Puedo tener doble ciudadanía?

Sí es posible ser ciudadano canadiense y a la vez serlo de otro país; ésto es lo que se conoce como doble ciudadanía. Sin embargo, la posibilidad de tener la doble ciudadanía dependerá de tus circunstancias personales. Aunque Canadá no te vaya a obligar a renunciar a ninguna ciudadanía en particular para reconocerte como canadiense, hay algunos países que no reconocen las dobles ciudadanías y te obligarán a elegir entre ambas.

Si tienes dudas al respecto, puedes consultar a un abogado o preguntar en la embajada.

Formas de obtener la ciudadanía canadiense

Dependiendo de tus circunstancias personales habrá diferentes formas de solicitar la ciudadanía canadiense.

Las normas de ciudadanía varían ligeramente para niños menores de 14 años y para personas mayores de 64. Si tienes dudas sobre cuáles de las vías seguir en tu situación en concreto, merece la pena consultar a un abogado de inmigración que pueda ayudarte con el proceso.

¿Puedo obtener la ciudadanía por inversión?

No hay una vía directa a la ciudadanía mediante inversión en Canadá. Si eres un inversor o empresario, verás que tienes un gran número de puertas abiertas para solicitar el visado de trabajo y el estatus de Residente Permanente (PR), pero aún así tendrás que cumplir con una serie de requisitos antes de que tu solicitud pueda ser aprobada.

¿Puedo obtener la ciudadanía por descendencia o ascendencia familiar?

Puedes convertirte en ciudadano canadiense por descendencia si al menos uno de tus padres lo era en el momento en que naciste. Sin embargo, esta norma es aplicable sólo a la primera generación, lo que implica que el estatus de residente se puede obtener de padres a hijos y no de abuelos a nietos, algo que sí es común en otros países.

Aún así, hay determinadas excepciones si tus padres o abuelos eran empleados del gobierno canadiense o si sirvieron en las fuerzas armadas. Si es tu caso, merece la pena consultarlo con un abogado experto en inmigración o con tu embajada.

¿Puedo obtener la ciudadanía por matrimonio?

No hay una vía específica para convertirse en ciudadano de Canadá por matrimonio. Necesitarás cumplir los mismos requisitos que cualquier otro solicitante adulto y seguir alguno de los procedimientos detallados anteriormente (como el de adquisición de la ciudadanía previo cumplimiento de los requisitos de residencia).

Sin embargo, una de las ventajas es que el haber contraído matrimonio jugará a tu favor en el momento de evaluar si planeas residir en Canadá una vez nacionalizado, lo cual es algo que debe ser probado por los solicitantes.

Cómo solicitar la ciudadanía canadiense

Independientemente de cuál sea el motivo de tu solicitud, el proceso básico a seguir será el mismo. Comprobar si eres apto para optar por la ciudadanía en la página web de gobierno canadiense es una buena idea, así sabrás qué documentos necesitarás para la solicitud.

Tendrás que crearte una cuenta en la página y descargarte los formularios necesarios. Deberás completar y enviar todos los formularios al centro de procesamiento de Nueva Escocia. En la mayoría de los casos, para que procesen tu solicitud, deberás asistir a un examen de cuidadanía.

Una vez se apruebe tu solicitud, podrás asistir a una ceremonia de ciudadanía canadiense y hacer un juramento de ciudadanía. Este momento se conoce como la "bienvenida a la familia canadiense".

Costes y tasas del proceso de solicitud

Deberás presentar tu solicitud y, además, pagar las tasas. Una vez tengas el visto bueno, puedes reservar una hora para hacer el examen de ciudadanía, o para una entrevista si fuese necesario.

Las tasas deben pagarse para cualquiera de las formas de solicitud de la ciudadanía, aunque existen algunas ventajas en determinadas circunstancias. El desglose de todas las tasas que aplican se encuentra en la página web del gobierno, pero actualmente los precios son de 530 CAD para solicitantes adultos y 100 CAD para aquellos menores de 18 años.

Si estás haciendo los trámites desde el extranjero y necesitas hacer una transferencia internacional, tu banco seguramente te cobre más de la cuenta, y además usará un tipo de cambio desfavorable junto con alguna que otra comisión de gestión adicional. Una mejor opción, si es que tienes una cuenta bancaria canadiense (o conoces a alguien que la tenga), es usar TransferWise, así te aseguras de conseguir el tipo de cambio real del mercado pagando únicamente una pequeña comisión totalmente transparente.

Prueba de ciudadanía

Si tienes entre 14 y 64 años en el momento de solicitar la ciudadanía canadiense, entonces tendrás que probar que conoces la historia del país, su cultura y sus leyes en un examen de ciudadanía. Normalmente es un examen escrito, pero hay veces que puede ser a modo de entrevista con un funcionario encargado de la ciudadanía. Todo lo que necesitas saber para aprobar el examen de ciudadanía se encuentra en un folleto online proporcionado por el gobierno canadiense.

¿Cuánto tiempo tarda?

El tiempo de tramitación de tu solicitud de ciudadanía dependerá de tus circunstancias personales. Puedes seguir el estado de tu solicitud, y obtener un tiempo aproximado de resolución, desde la página web del gobierno. Aún así, prepárate para esperar. En el momento en el que investigamos al respecto (abril de 2017), una solicitud de ciudadanía podía tardar hasta 12 meses en tramitarse.

¿Cómo puedo solicitar un pasaporte?

Una vez se te haya sido concedido la ciudadanía, podrás solicitar el pasaporte canadiense. Deberás rellenar los formularios pertinentes, preparar los documentos necesarios, y presentar todo ello en persona o por correo.

Como la solicitud del pasaporte es un proceso independiente de la solicitud de la ciudadanía, acarreará gastos adicionales. Puedes preveer pagar unos 160 CAD por un pasaporte, o incluso más si lo necesitas con urgencia. Hay reglas específicas sobre los métodos de pago, hay incluso oficinas que no aceptan pagos en efectivo. Tendrás que pagar con tarjeta, con un cheque bancario o con un giro postal, y todos ellos, por supuesto, deben ser en la moneda local.

Por lo tanto, si no estás muy familiarizado con el dinero y el sistema bancario canadiense, es mejor que investigues un poco. Y, si no lo has hecho aún, ha llegado la hora de abrir una cuenta bancaria en Canadá para reducir los gastos.

Lidiar con las autoridades normalmente no es muy divertido, sin importar en qué parte del mundo estés, pero todo habrá merecido la pena cuando consigas tu nueva ciudadanía y pasaporte. Si estás a punto de comenzar la aventura de convertirte en ciudadano canadiense, simplemente piensa la cálida bienvenida que te espera cuanto todo el papeleo haya finalizado.

¡Buena suerte con la ciudadanía canadiense!

TransferWise es la nueva forma inteligente de enviar dinero al extanjero.

Descubre más