Alquileres en Japón: todo lo que necesitas saber

17.05.18
lectura de 6 minutos

La larga historia y la rica cultura de Japón han fascinado a los extranjeros durante siglos. Hoy en día, Japón se ofrece como una sociedad increíblemente segura, con un rico acervo cultural, una comida excelente y con la infraestructura adecuada para hacer negocios. Por tanto, no es de extrañar que tantos expatriados elijan mudarse a esta isla asiática.

Lamentablemente, vivir en Japón puede resultar muy caro, especialmente en las ciudades más populares como Tokio, Kioto u Osaka. El alquiler de un piso con una habitación en el centro de Tokio ronda de media los 130.428,57 ¥, asequible sólo si cuentas con un buen sueldo. Si quieres probar a vivir fuera de las principales ciudades, en las preciosas zonas residenciales y rurales de Japón, verás que los alquileres son mucho más razonables, y disfrutarás de un estilo de vida tranquilo, lejos del bullicio de los grandes centros de negocios.

Ya te mudes a Japón por trabajo, o sólo por interés cultural, uno de las mayores dificultades será encontrar un lugar para vivir. En esta guía reunimos todo lo que necesitas saber al empezar tu búsqueda de alquileres.

¿Cómo funciona el proceso de alquiler en Japón?

Agentes inmobiliarios o brókers

Si vas a alquilar una vivienda en Japón, muy probablemente acabarás pagando una comisión a una agencia inmobiliaria o a un bróker, incluso si encuentras el piso tú mismo en internet. Es muy poco frecuente que los dueños de los pisos los alquilen directamente, por lo que recurrir a una agencia te ahorrará tiempo a la hora de encontrar algo que se adecúe a lo que buscas. Dicho ésto, no todos los agentes inmobiliarios hablan inglés, por lo que puedes acudir al "Bilingual Brokerage Assistance Service", para asegurarte una buena comunicación con tu agente.

Términos que debes conocer

Si estás intentando encontrar un piso por tu cuenta, es muy conveniente aprender algunos términos básicos en japonés. Algunos muy útiles que deberás tener en cuenta son:

  • アパートの貸室: Piso en alquiler
  • 不動産業者: Agente inmobiliario
  • ワンルームアパート: Estudio
  • 賃貸契約: Contrato de alquiler
  • アメニティ: Comodidades o servicios
  • ユーティリティー: Gastos domésticos
  • 家賃: Alquiler

Amueblado o sin amueblar

La mayoría de apartamentos para alquilar a largo plazo en Japón están sin amueblar, salvo un par de excepciones notables. Las casas gaijin, por ejemplo, suelen tener las habitaciones amuebladas. Las casas gaijin son viviendas compartidas, con varios apartamentos tipo estudio, en las que se comparten todas las instalaciones, la cocina y las áreas comunes. Este tipo de viviendas son una opción muy popular para estudiantes y expatriados.

Además, algunos edificios están preparados para alquileres de empresa. Si tu empresa te ofrece alojamiento, probablemente será en un apartamento ya amueblado.

¿Puedo negociar el alquiler con mi casero/a?

Sí. La mayoría de caseros esperan, de hecho, que negocies el alquiler, por lo que hay cierto margen el precio ofrecido. Además, seguramente podrás también negociar con tu agente inmobiliario una rebaja en la comisión que te cobra. Hazle la propuesta que desees y consigue así un mejor precio por tu nuevo apartamento.

¿Puedo alquilar un piso estando desempleado?

La respuesta es sí, pero será muy difícil. La mayoría de caseros exigen, para alquileres de larga estancia, un comprobante de ingresos antes de alquilarte el piso. Y lo que es aún más importante, te pedirán probar que tienes derecho a residencia en Japón, y los tipos de visado más comunes son el visado de trabajo y el visado por vacaciones. Por lo tanto, aunque es técnicamente posible conseguir un apartamento sin tener un empleo, será una labor muy difícil.

¿Qué necesito saber sobre los alquileres en Japón?

Regulación y derechos del arrendatario

Los arrendatarios tienen varios derechos, dependiendo de cuáles sean las condiciones concretas del contrato de alquiler, pero en la mayoría de casos están bien protegidos por la ley japonesa. Los arrendatarios no pueden ser expulsados de un piso sin ninguna razón y no pueden romper el contrato sin previo aviso. Los caseros no tienen el derecho de acceder al piso y técnicamente no pueden aumentar el precio del alquiler de manera arbitraria.

A pesar de estas regulaciones protectoras, muchos caseros intentan aprovecharse de sus arrendatarios cuando éstos no están debidamente informados acerca de las regulaciones. Es posible contratar un abogado o acudir a una organización, como la Shinagawa Tenant-Lessee's Cooperative Association, en busca de ayuda si están teniendo problemas o de mediación en caso de disputa.

Condiciones y regulaciones generales acerca del alquiler de propiedades

Al igual que en cualquier otro país, los arrendatarios tienen que respetar el espacio alquilado. Sin fiestas ruidosas, sin redecoraciones y sin romper nada en el apartamento, pero además hay ciertos aspectos culturales que hay que tener en cuenta. Por ejemplo, a tu casero no le gustará nada encontrarte con los zapatos puestos dentro del apartamento. Y en general, es bueno adecuarse a las costumbres japonesas al tratar con tu casero. No te olvides de ofrecerle té cada vez que venga a tu piso, aunque venga para gritarte o para subirte el alquiler. Es muy recomendable familiarizarse con las normas de urbanidad japonesas.

Contratos y depósitos

Para cerrar el trato, necesitarás firmar un contrato de alquiler. El contenido varía de uno a otro, pero todos deben incluir (como mínimo)

  • El nombre completo y la dirección postal del casero
  • La cantidad acordada del pago del alquiler y cualquier cambio previsto de la misma
  • La cantidad acordada para la fianza
  • Las condiciones de terminación del contrato por parte del casero
  • Las condiciones de terminación del contrato por tu parte, como arrendatario
  • Las reglas acordadas para posibles realquileres
  • Cualquier regulación acerca de cómo efectuar cambios en el contrato

Necesitarás también pagar un depósito. Es buena idea revisar el apartamento con tu casero, tomar fotografías y comprobar en qué condiciones está cada habitación al ocupar el piso. Si no lo haces, podrías encontrarte con que se te descuenta dinero de tu depósito una vez que vence el contrato.

También puede que necesites pagar el reikin ("la propina"). En barrios especialmente populares donde los caseros pueden ser selectivos, el reikin es un "regalo", y suele ser el importe equivalente a dos meses de alquilar. Se le paga directamente al casero y no es reembolsable. En torno al 50 % de los caseros en Japón siguen cobrando este "reikin", a pesar de que el mercado de alquileres está cambiando en el país. Si te encuentras con ello en un anuncio de pisos, no te preocupes porque no es ningún timo, aunque resulte molesto.

Gastos de los que es responsable el arrendatario

En la mayoría de los casos, los inquilinos están obligados a pagar por sus propios gastos domésticos. Aunque, dicho ésto, algunos caseros pueden hacerse cargo de ellos e incuir los gatos en el precio del alquiler, por ello es importante que leas bien tu contrato antes de empezar a gestionar tú mismo el agua, gas, electricidad o el wifi.

¿Qué debería incluir un apartamento?

Algunas cosas que deberías tener en cuenta antes de firmar el contrato son:

  • Si hay conexiones de cable e internet en el apartamento
  • Si incluye cortinas, ¡pueden ser caras en Japón!
  • En qué condición se encuentra el suelo, las alfombras, la pintura, los muebles, etc.
  • Si tiene calefacción y aire acondicionado
  • Que todos los electrodomésticos funcionen
  • Si hay alguna construcción ruidosa cerca
  • Qué tipo de parking obtienes
  • Si tienes sitio para bicicletas
  • Si el edificio tiene sistema de seguridad, y quién se ocupa de pagar por él

¿Puedo pagar mis facturas desde el extranjero?

Dependiendo de cuál sea tu situación, puede que necesites transferir tu dinero a una cuenta bancaria japonesa local o incluso tener dinero en efectivo para pagar el alquiler en mano. Si quieres ahorrarte algo de dinero al hacerlo, échale un vistazo a TransferWise para obtener el tipo de cambio real y así reducir los costes en las transferencias internacionales.

Si vas a vivir en un edificio más moderno o tu contrato es con una compañía importante de alquileres, puede que sea posible pagar el alquiler de forma online o directamente a través de una transferencia bancaria. Información al respecto debería figurar en tu contrato de alquiler.

¿Cuáles son las mejores páginas web para encontrar alojamiento?

Si estás pensando en empezar tu búsqueda por internet, algunas de las mejores páginas son:

Por último, ¿cómo puedo evitar estafas?

Las estafas cambian constantemente, pero es una buena idea tomar algunas precauciones generales para asegurarte de que no pierdes tu dinero. No te fíes de los caseros que te pidan pagar en efectivo, o que te pidan grandes cantidades de dinero como depósito sin motivo (más de 2 meses de alquiler, por ejemplo), aquellos que nunca hayas conocido en persona, o quienes ofrezcan enviarte las llaves del apartamento por correo en lugar de dártelas en mano.

Teniendo en cuenta todo lo anterior, ya puedes empezar con la búsqueda de tu nuevo hogar. ¡Buena suerte!

TransferWise es la nueva forma inteligente de enviar dinero al extanjero.

Descubre más