Cómo ahorrar en el cambio de euros a libras

31.08.17
lectura de 5 minutos
Etiquetas:

Reino Unido es uno de los destinos favoritos de los españoles pese a no pertenecer a la zona euro. Viajar o mudarse allí supone tener que convertir nuestros euros en moneda válida para Reino Unido. Como no es obligatorio ceñirse al tipo de cambio oficial, conviene evaluar cuáles son las mejores opciones para cambiar de euros a libras.

En el cambio de moneda suele haber dos problemas: las comisiones y los tipos de cambio con sobreprecio. Muchos lugares ofrecen un tipo de cambio muy atractivo a simple vista que suele esconder una comisión muy significativa. Por el contrario, cuando en el cambio de euros a libras se destaca que no hay comisiones con un «no fees» o «no comission», eso a menudo implica que la tasa de cambio no es nada favorable a los intereses del cliente. Por eso es importante saber qué métodos de cambio son los mejores para conseguir una buena tasa de cambio.

Banco en España

La acción más inmediata y lógica que nos suele venir a la mente cuando necesitamos cambiar euros a libras para un próximo viaje es acudir a nuestro banco. En el banco solo habrá que indicarles la cantidad de libras que necesitamos y de no tener las monedas y billetes en ese momento podrán conseguir la cantidad que necesitemos en el plazo de una semana. Si bien resulta ser una opción fiable, no siempre es una buena opción, ya que puede haber comisiones ocultas y el tipo de cambio aplicado no se parece al real. Depende del banco, pero el tipo de cambio puede ser un 4 % peor que el real o incluso más. En cualquier caso, el tipo de cambio no es de los peores y si somos persuasivos podemos conseguir mejores condiciones de las anunciadas.

Cambio en el aeropuerto

No cabe duda de que las casas de cambio del aeropuerto son muy útiles, pero se suelen aprovechar de su situación estratégica y de la falta de planificación de algunos viajeros para ofrecer una tasa de cambio que está entre las menos ventajosas. No obstante, son una opción fácil y accesible que, a pesar de su tasa de cambio desfavorable, pueden sacarnos de algún apuro en caso de sufrir algún inconveniente.

Casas de cambio en Reino Unido

En muchas de esas famosas calles frecuentadas por turistas se encuentran decenas de casas de cambio. En Reino Unido no es difícil toparse con este tipo de lugares, sobre todo en las ciudades más turísticas. Muchas de ellas se ubican en las calles principales, estaciones de tren, oficinas de correos… Incluso algunos hoteles también ofrecen servicios de cambio de euros a libras.

No es raro que a la tasa de cambio publicitada se añada algún tipo de comisión encubierta, así que resulta recomendable hablar con el agente para preguntarle cuál sería la cantidad de libras exactas que obtendríamos con los euros que pretendemos convertir. Conviene repetir este proceso en los lugares con las tasas más interesantes que encontremos.

Buscar y comparar es un viejo consejo que nunca pasa de moda, pero otro aspecto muy importante es negociar: los tipos de cambio no son inamovibles. Podemos regatear y usar los precios de la competencia que hemos anotado previamente para intentar conseguir mejores condiciones.

Cuenta bancaria en Reino Unido

En el caso de que nuestra estancia en Reino Unido sea de varios meses o sin una fecha de fin a la vista, será casi fundamental abrir una cuenta bancaria en el país de destino, sobre todo si se pretende trabajar allí. Abrir una cuenta bancaria en Reino Unido no resulta excesivamente complicado, solo necesitaremos nuestro pasaporte y una prueba de residencia (contrato de alquiler, facturas de luz, teléfono, agua…) para conseguir ahorrar importantes cantidades de dinero.

Una vez abierta, se puede optar por transferir el dinero en euros de la cuenta española a la cuenta en libras de allí con una transferencia internacional mediante nuestro banco y pagar las diversas comisiones implicadas en el proceso o podemos convertir los euros a libras con servicios como Transferwise de manera sencilla, rápida y sin comisiones ocultas. La tasa de cambio de euros a libras es real y solo habrá que pagar una muy pequeña comisión.

Pagos con tarjeta

Un consejo clásico es intentar pagar con tarjeta en la medida de lo posible. Las tarjetas son un método de pago fácil y seguro, pero aunque algunas ofrecen un buen tipo de cambio hay otras que suelen aplicar una comisión de alrededor de un 3 % o más para los pagos fuera de la zona euro. Algunas entidades cobran además un importe mínimo de 0,5 € o 3 € por cada compra realizada en otra divisa. Las tarjetas de crédito ofrecen normalmente mejores condiciones que las de débito, pero tienen un coste asociado y no todos cumplen sus requisitos. Ambas son un buen recurso en algunos casos, sobre todo para esos últimos pagos una vez agotado el efectivo, pero conviene informarse bien antes para evitar sustos.

Hay determinados usuarios que deberían evaluar la posibilidad de abrir una cuenta bancaria específicamente para pagos o retiradas de dinero fuera de la zona euro, especialmente en el caso de los menores de 30 años, ya que hay varias entidades bancarias que ofertan este tipo de tarjetas con comisiones inferiores al 1 % (publicitadas como sin comisiones) pensando en los jóvenes viajeros.

Un último consejo: si a la hora de pagar el datáfono ofrece la posibilidad de pagar en euros o libras, normalmente es recomendable pagar en libras, ya que el cambio que ofrecen estos aparatos es casi siempre peor que el de nuestra tarjeta.

Sacar dinero en el cajero

Sacar dinero con la tarjeta de un banco español fuera de la zona euro puede repercutir diferentes costes. A parte de la comisión oculta o el sobre precio en el tipo de cambio, hay que añadirle la comisión por retiradas de efectivo en el extranjero que pueda aplicar nuestro banco y una posible comisión del cajero de Reino Unido. Esta última no depende de nuestro banco y, normalmente, aparecerá reflejada en la pantalla antes de proceder a la extracción.

Hay ciertos bancos que aplican comisiones tanto en el tipo de cambio como por extraer dinero. En ocasiones resultan un tanto desmesuradas, sobre todo en el caso de sacar pequeñas cantidades, ya que por ejemplo pueden cobrar un 4,5 % de comisión con un mínimo de 3,5 €. En cualquier caso, pueden ser una buena opción para cantidades entre determinados rangos, normalmente más de 100 y menos de 500 £, por lo que conviene consultar las condiciones de nuestro banco.

Ante todo, precaución

No hay que fiarse si algún individuo nos aborda al ver que estamos observando los tipos de cambio y nos ofrece cambiarnos nuestros euros a libras a un tipo de cambio irrechazable. Detrás de esto a menudo se esconde un timo en el que acabaremos con unos bonitos billetes falsos que no podremos usar salvo para denunciar la estafa. De igual forma, al cambiar grandes cantidades de efectivo no hay que perder de vista nuestro dinero hasta llegar al hotel y una vez allí guardar bien la cantidad que no tengamos prevista necesitar al día siguiente.

Con las debidas precauciones y dedicando algo de tiempo a la organización y la planificación, habremos disfrutado de un provechoso tiempo en Reino Unido y le habremos sacado el máximo partido a nuestros ahorros en euros.

TransferWise es la nueva forma inteligente de enviar dinero al extanjero.

Descubre más