Las 20 ciudades más caras para alquilar y comprar del mundo

25.04.17
lectura de 3 minutos

Esto es lo que cuesta alquilar un piso en las ciudades más caras del mundo, aunque esto no es nada comparado con el coste de comprar una vivienda.

¿Sueñas con vivir en Mónaco? Más te vale que tengas unos bolsillos con mucho dinero. No importa si compras o alquilas, pagarás los precios inmobiliarios más caros del mundo. Según Global Property Guide el precio medio de alquilar un apartamento de 120 m² en una zona privilegiada del paraíso tropical es de 10 099 $ al mes.

La siguiente en la lista es Londres con 6856 $ al mes, seguida de cerca por Nueva York con 6553 $. Exorbitante.

Pero si piensas que alquilar es un robo y tienes pasta para pensar en tirarte a la piscina de la propiedad, observa con atención nuestra gráfica para ver cuántos años de alquiler se necesitan para comprar exactamente el mismo piso en estos lugares: en Mónaco tendrías que desembolsar el equivalente a 53 años de alquiler y en Londres 48. ¡Ay! Sin embargo, en Nueva York la cantidad es de 23, Moscú 26 y Tokio 18, lo que hace que estas famosas ciudades caras suenen casi como gangas.

Por otra parte, si tu destino es Hong Kong, mis amigos de allí dicen que te olvides de conseguir algo así en la lujosa Bahía Repulse o en El Pico, donde los precios son estratosféricos. Si el precio promedio de 6198 $ es tu límite, lo más probable es que te encuentres en Happy Valley, Ap Lei Chau o que abandones Hong Kong propiamente dicho por una isla tranquila y periférica. No olvides que los metros cuadrados pueden incluir todos los rincones: ¡el ascensor del vestíbulo, el alféizar e incluso el buzón!

Aunque también hay otros factores. Por supuesto, 53 años de alquiler a 10 099 $ al mes en Mónaco suena tremendamente absurdo, no importa lo espectaculares que sean las vistas al mar o lo fresco que sea el pescado, pero no te olvides de que tiene algunas ventajas importantes. No, no estamos hablando de los viajes gratuitos en yates ni de las entradas a la Fórmula 1 sin coste, sino de los impuestos. Establece allí la residencia (como inquilino o propietario) y prácticamente podrás despedirte de pagar impuestos por ingresos, riqueza y aumentos de capital. (A no ser que seas estadounidense, en cuyo caso pagarás impuestos por todo, en cualquier lugar y para siempre). Vale, tendrás que hacer un ingreso bancario de una cuantiosa suma y demostrar que eres una persona honrada, pero si puedes pagarlo, no habrá problema.

Por el contrario, en Ámsterdam, el alquiler y la relación precio/alquiler pueden ser relativamente más realistas, pero puede que tengas que pagar un dineral en impuestos. Los Países Bajos tienen el dudoso honor de imponer uno de los tipos marginales más altos del mundo en el impuesto sobre la renta.

Por supuesto, los precios inmobiliarios son tremendamente dinámicos y solo se necesita un brote de chinches o de SRAG para hacer que los precios de Nueva York y Hong Kong se desplomen. Sí, ha pasado antes.

Echa un vistazo a los números de tu ciudad y luego hablaremos sobre si el dinero está mejor invertido en el alquiler o en la compra.

Por Lauren Cooper

Lauren Cooper es un revolucionaria de TransferWise, una periodista trotamundos y una expatriada curtida en mil batallas. Es experta en vivir en las ciudades más caras del mundo, creció en Nueva York antes de trabajar en Hong Kong y Londres.

TransferWise es la nueva forma inteligente de enviar dinero al extanjero.

Descubre más